META NAME="Keywords" CONTENT="Superación Personal, Relaciones Humanas, Autoestima, Temores, Salud, Meditación, Búsqueda de Valores, Mejor Forma de Vida">
Una Nuevsa Visión
Una Nuevsa Visión

LOCURA TERCERA.

¿DÓNDE ESTAMOS?

      Trabajando así, nuestra Mente es como un aparato casero de radio o como un potente emisor espacial y puede recibir solo emisiones defectuosas, como cuando está mal sintonizado el aparato o está defectuoso en sus circuitos, o bien, puede emitir y recibir, entablando comunicación con Quien sabe Qué Centros de Poder y Sabiduría, que le dan las respuestas a sus incógnitas y problemas, con la misma sencillez que un Maestro contesta las dudas de sus Alumnos. La mayoría de los seres, estamos en el primer caso, pues la Masa, el Populacho, los Dirigidos, los Marginados, o bien nos encontramos Mal Sintonizados o no entendemos lo que nos transmiten, o bien oímos digamos, solo noticias negativas que nos hunden más al motivarnos negativamente con reportes de guerras, crímenes, problemas, etc. También habrá quienes escuchen mejor música, en estereofonía, noticieros culturales, música clásica, onda corta de otros países e idiomas y así, sucesivamente hacia arriba, hacia el Bien. Quizá existen algunos o muchos cuyo receptor se encuentra apagado; en fin, todos los grados de recepción. Pero lo mas grave, NINGUNO CONSCIENTE DE QUE PUEDA SISTONIZAR LA EMISIÓN DE SU AGRADO, sino que escucha lo que buenamente llega a su Receptor y peor quizá, de ninguna manera se encuentran APTOS PARA TRANSMITIR, para comunicarse con los Emisores y pedirles otros programas mejores, mejor música, mas elevados conocimientos, etc. Más, quienes llegar a hacerlo, se convierten en nuestros Líderes, Sabios, Filósofos, Dirigentes, etc. Porque consciente o inconscientemente se encuentran iluminados por la Luz de la Intuición y se convierten en Transmisores-Receptores de Aquello que buscamos con empeño y Fuerza de Voluntad. ALGÚN DÍA, TODOS SEREMOS ASÍ.

      Hablemos un poco de esos Temores Primarios, que solo son Estados Mentales que pueden y deben ser controlados, pero que tan ferozmente nos atacan y que pueden hacer sucumbir al mas valiente, si no se encuentra preparado para el combate.

      ¿Porqué Primarios? Porque nacen muy adentro de nuestra Alma y nuestro Corazón y se encuentran presentes en todo Ser Humano, como un recuerdo atávico de pasados sufrimientos y sinsabores en otros estados de conciencia o por mejor decir, en otras existencias anteriores. Vienen con nosotros, existen en nosotros y se manifiestan en nuestra existencia al menor movimiento falso que hayamos hecho o que sintamos a nuestro alderredor; muchas veces sin razón y como una apreciación instintiva de lo que consideramos un Mal para nosotros. Son como cadenas del mas fuerte acero que nos atan irremisiblemente a la Materia, haciéndonos prisioneros en las cárceles que nosotros mismos nos forjamos.

      Nos impone temor LA POBREZA y no hayamos cómo evitarla, nos sumimos en ella y dejamos de valorar muchas "cosas pequeñas" que nos permitirían salir de pobres si estuviéramos dispuestos a intentarlo; pero como dudamos de nosotros mismos y nunca nos decidimos a intentar realmente algo para lograrlo, ese temor crece y nos envuelve, aplastándonos y dejándonos en la condición de "gusanos" cuando realmente somos "GIGANTES". Porque no entendemos que hay Riquezas que no pueden medirse en dinero y posesiones materiales. Siempre, sin embargo, oiremos exclamaciones de angustia y reclamos buscando el dinero con ansiedad, porque la gente piensa que al tener el dinero en sus manos, realmente resolverá sus problemas o encontrará aquello por lo que suspira y sufre. Realmente también, esto no es así y no porque el dinero no tenga ninguna utilidad o "sea malo", sino porque al igual que todas las cosas materiales, SU VALOR ES ABSOLUTAMENTE RELATIVO y quien no conozca ese factor, aunque se le entregue la mayor cantidad de dinero contante y sonante, de todas formas no sabrá utilizarlo y sacarle beneficios, sino que como agua entre los dedos, se le escapará hasta el último centavo, sin beneficio ni para él, ni para nadie. Pues realmente es real y verdadero el refrán que dice "LO DEL AGUA, AL AGUA". No obstante, el temor a la Pobreza nos vuelve indecisos y torpes, cobardes y débiles, faltos de confianza y negativos, destruyendo nuestra Individualidad y haciéndonos dependientes de aquellos que consideramos poderosos, a la sombra de los cuales nos tratamos de proteger, cayendo bajo su influencia y convirtiéndonos en súbditos de ellos. El dinero y los valores materiales son valores muy envolventes, pero, SON ILUSIONES y nunca se compararán con los Tesoros del Alma y del Corazón que jamás se pueden comprar a ningún precio, como en el caso de mi "limosnero", cuyo mayor Tesoro era su Fuerza de Voluntad, o como otros Tesoros que encontraremos mas adelante.

      Nos preocupa y atemoriza el Temor al "QUE DIRAN" en todos los aspectos de nuestra vida, porque al compararnos con los demás dudamos de nosotros mismos y de nuestra posición en esta vida fenomenal y buscando justificar nuestros actos absurdos, queremos encontrar un apoyo tangible y visible en la aprobación de nuestras acciones, a través de la comprensión y la compasión de nuestros semejantes y suenan como campanillas de oro y música celestial el hecho de escuchar expresiones tolerantes hacia nosotros, expresiones tales como: !Pobre, no tiene trabajo¡ !Robó por hambre¡ !No tiene estudios¡ !Fue orillado¡ !Los malos amigos¡ !El mal trato de sus padres¡ !Lo descuidaron¡, así, al infinito. Expresiones que nos sirven de retroalimentación y nos obligan a comer en el lodo como Cerdos, cuando en realidad somos Reyes. Las críticas determinan nuestras costumbres, forma de ser, de vestir y nuestras actitudes en la vida y nos convierten en dependientes de los demás, dependencia que nos lleva a perder nuestra Individualidad, volviéndonos mentirosos y egoístas, nerviosos y torpes, inseguros y tímidos pues tratando de impresionar a todo el mundo, nos expresamos con palabras "gruesas" o bien incurrimos en gastos fuera de nuestra capacidad para dar el "chapazo" de ricos y poderosos, echando la casa por la ventana para que "no digan que somos pobres" aunque al siguiente día, vayamos con humildad a "pedir prestado" lo necesario para nuestra subsistencia. Criticamos a nuestros semejantes, a nuestros amigos y familiares, siempre a sus espaldas, pero cara a cara doblamos la espalda mientras hipócritamente los llenamos de alabanzas y halagos, esperando recibir una migaja de lo que según nosotros, a ellos les sobra. Esto y más, mucho más produce "el temor al que dirán" pero, se puede aprender a dominarlo…….. ya lo verás…….. y… vayamos adelante……..

      La gente dice "Tengo mala salud" y esto por principio es un absurdo, pues la Salud es la Salud o sea, lo contrario de Enfermedad; luego, ESTAMOS SANOS O ESTAMOS ENFERMOS y como decimos ESTOY SANO o ESTOY ENFERMO, según el caso, se deduce entonces que LA SALUD, así como LA ENFERMEDAD son un Estado Mental aliviado o agravado por sus consecuencias físicas sobre la Materia en que actúa, es decir, nuestro Cascarón, llamado Cuerpo Humano, al que tanto apego le tenemos y que al pensar que lo vamos a perder nos conduce a asociar nuestros temores, con los temores a LA VEJEZ y a LA MUERTE, a ese hoyo negro que se abre a nuestros pies, tanto en la tierra que sostiene nuestros cuerpos, como en el infinito desconocido y que se agrava con las "terroríficas" historias que la opinión pública nos va relatando. Nosotros tememos a LA ENFERMEDAD porque NO SABEMOS QUÉ HAY DESPUÉS DE LA MUERTE, aunque las Religiones nos pinten Paraísos muy hermosos en los Cielos; porque desconfiamos (y aquí nuevamente la DUDA), desconfiamos de todo y de todos, aún más, desconfiamos de nosotros mismos, lo cual nos hace sugestionarnos, buscando en nosotros los síntomas mas absurdos (hipocondríacos), dando como reales enfermedades que solo existen en nuestra Mente y dedicándonos a probar cuanta pócima o medicina nos recomiendan con objeto de "estar bien". Nos es agradable como afirmación mental, hablar de enfermedades esperando descubrir sus síntomas en nosotros, mientras aseguramos que nada nos ha curado ni nos curará de nuestras imaginarias enfermedades. Este temor a la Enfermedad nos ayuda a aparecer como víctimas ante los demás, para inspirar sus simpatías con un "Pobre, está enfermo" que junto con otras expresiones parecidas y otros trucos muy bien llevados, nos permiten escudarnos en ese "estado de enfermedad" casi siempre imaginario pero, que justifica nuestra holgazanería y nos permite no trabajar y ni siquiera tratar de hacer el mínimo esfuerzo en beneficio de nosotros mismos. Nos dan miedo los cambios de clima y cualquier pequeña lluvia nos provoca un resfriado, mientras tratamos de protegernos en el alcohol, las drogas o el tabaco, lo que agrava nuestras supuestas enfermedades, poniendo nuestros nervios a punto de explotar al leer continuamente sobre enfermedades y sus consecuencias, olvidándonos de que se ha dicho "MENTE SANA, EN CUERPO SANO" no porque se tenga que hacer ejercicio físico para estar saludable (aunque de hecho, sirve), sino porque es completamente al contrario, pues la Salud es también un Estado Mental y

SI MANTIENES TU MENTE SANA, TU CUERPO SANARÁ.

Hoja 6
©